Expediente: La historia de la Orden de los Asesinos


 

 

Una orden moderna con una historia que remonta a los orígenes del tiempo, Los Assassin’s son una organización mundial secreta dedicada a preservar el libre albedrio. Su ideología está fundamentada en que solo la libertad puede asegurar el bienestar del hombre a través del desarrollo del individuo fomentando el nacimiento de nuevas ideas e innovaciones. Es reconocido que la libertad se consigue a través de un precio y posibles consecuencias peligrosas, e inclusive el riesgo involucrado resulta menor comparado menor con la pérdida de la libertad.

La Orden

La orden no espera la perfección de la humanidad, -finalmente de los errores aprende el hombre- sin embargo espera un día ver realizada la perfección a través de la libre auto expresión y una mente abierta al conocimiento.

Fue esta ideología la que los puso en confrontación directa con la ideología templaria a través de la historia, arrastrándolos  en contra de una poderosa organización que cree que el mejor modo de supervivencia de la humanidad  es salvándolos de ellos mismos a través de la supresión del libre albedrío.

Mientras los templarios se infiltran en altos mandos de la sociedad obteniendo roles estratégicos y rangos altos, los Assassin’s en cambio tratan de permanecer en secreto y encubiertos, aunque también se han hecho de varios aliados influyentes y miembros, estratégicos por su cuenta, tomando por ejemplo a gente como Leonardo Da Vinci, Catarina Sforza  y Marco Polo que proporcionaron un fuerte apoyo a la hermandad, así como importantes figuras históricos entre las filas de miembros activos tales como Marco Junius Brutus, Dante Aligheri y Nicolás Maquiavelo .

Aunque trabajando desde las sombras, su reputación fue bastante conocida entre la población general. Sin embargo la presencia de la creciente orden templaria entre corporaciones poderosas, condujo a  que los miembros de la orden de asesinos buscaran refugio en áreas remotas. Esto resulto en que los assassin’s siguieran fuera de la vista del mundo, el cuál se fue olvidando de ellos poco a poco.

Hoy en día la orden no es lo que era antes, los asesinos aún trabajan desde las sombras siguiendo sus creencias, mientras siguen evadiendo las prosecuciones templarias.

Nombres Alternativos:

La Hermandad de Asesinos

Hashshashin

La Orden Assassin

Historia de la organización.

La historia de la hermandad de asesinos es una historia acerca de rebelión contra la tiranía y la preservación de la libertad humana. Los asesinos han existido posiblemente desde los inicios de la humanidad, llevando una guerra clandestina en contra de sus enemigos clandestinos: los templarios. Su continua adaptación y secretismo ha permitido a la hermandad subsistir por siglos. A través de sus métodos y tácticas que han ido mejorado con el paso de los años los Assassin’s continúan con su ideología de libre albedrio.

Primeros Assassins

Sabemos, que las raíces de la hermandad vienen desde el pasado desde el Mediterraneo a China. En el año 465 AC el Asesino Persa: Darius  mató al aclamado Rey Xerxes Ia cual fue la primer victima registrada del arma insignia de la hermandad: La Hoja Oculta.  Siglo y medio después la hermandad reclamó la vida de otro rey cuando Iltani, un agente de Babilonia enveneno a Alejandro Magno en el 210 AC, Qin Shi Huang el primer emperador de la dinastía Qin murió a manos del asesino chino: Wei Yu.

Registros de la hermandad durante eras antiguas son pocos, sin embargo de entre los mejores eventos históricos de la hermandad durante este periodo, fue el asesinato de Julio Cesar, Marco Junius Brutus un conspirador y asesino, dejó atrás un registro de sus actividades de asesino. El registro conocido como Pergaminos de Rómulo muestra pruebas del movimiento de la hermandad durante la Roma Antigua.

De acuerdo con los pergaminos, las tendencias imperialistas de Cesar y su obsesión por llegar al senado, hicieron de él un enemigo de la hermandad. En el 44 AC Brutus  y otros 39 rodearon y asesinaron a Cesar en la cámara de Senadores en orden para preservar la libertad en Roma. Otro miembro de la hermandad en Roma fue el asesino: Leonius que mató al emperador al emperador Calígula en el 41 DC.

 

Ascenso y Caída de Masyaf.

Los asesinos en un principio emergieron como una organización y un gremio visible en la era medieval. Para la Tercera Cruzada, la Hermandad bajó el liderazgo de Al Mualim lograron importantes logros y prominencia a través de Levante.

Su principal base de operaciones fue en la fortaleza de Masyaf. La ciudad se convirtió en la piedra angular de la red de Asesinos, aquí los asesinos surgían, se entrenaban y se instruían en los mandamientos de la orden.

Para el final del Siglo XII los asesinos tenían a su disposición una red intrínseca de informantes en ciertas ciudades cruzando el Levante incluyendo Jerusalén, Acre, y Damasco sin embargo fue en 1191 D.C. durante el asedio a Masyaf que los asesinos mostraron su poderío militar repeliendo las fuerzas del Gran Maestre Templario Robert de Sable.

Aun considerando sus incontables recursos la hermandad permaneció neutral en el sentido político, condujendo asesinatos en contra solo de objetivos específicos a fin de preservar la libertad del pueblo. En orden para preservar la paz, sus operaciones fueron indiscriminadas sin miramientos, y tomaban vidas tanto de sarracenos como de cristianos por igual.

El ascenso de Masyaf en el entorno político fue breve, sin embargo poco después de la victoria de la hermandad en contra de las fuerzas de Roberto de Sable fue descubierto que Al Mualim era un agente Templario que manipuló a los asesinos de Masyaf en su propio beneficio. Su traición dejó muy debilitada a la hermandad: los asesinos que quedaron habiendo eliminado a su maestro, se quedaron en menor cantidad y sin los recursos con que antes contaban, así como la carencia de un líder que los dirigiera. 

Eventualmente el cargo de líder, pasó al estudiante de Al Mualim: Altair Ibn La’Ahad, quien trajo consigo un periodo  de autorreflexión y mejora hacia la hermandad.

Reformas de Altair y el trato Mongol

Inmediatamente después de la muerte de Al Mualim, los asesinos temporalmente expandieron su influencia a la isla de Chipre eliminando la autoridad del nuevo gran maestre templario Armand Bouchart y forzando que sus tropas se rindieran.

Al final del siglo 12, los templarios comenzaban los templarios comenzaban a trabajar desde las sombras, cosa que los asesinos hicieron también hicieron. La necesidad los guío a la adaptación y los asesinos entonces abandonaron sus fortalezas. Rituales asesinos  establecidos bajo Al Mualim, tales como la prohibición de veneno y la remoción del dedo anular, se convirtieron obsoletos.

Cerca del final de la vida de Altair, la hermandad se movilizó en contra del señor de la guerra  mongol Genghis Khan, sometiéndolo en 1227 cuando Qulan Gal un asesino mongol le disparó. Las acciones de Qulan Gal instigaron represalias por parte de los mongoles. E n 1256 Hülegü Khan, el nieto de Genghis Khan marchó en contra de la hermandad, destruyendo muchos de sus sitios en el Levante.

Renacimiento Italiano.

Para el siglo 15, el centro de la actividad de los asesinos se había movido del Levante a Italia, el renacimiento estaba comenzando en Florencia, y el tumulto propio de la era proveyó un entorno para que floreciera nuevamente el conflicto entre asesinos y templarios.

Los templarios bajo el liderazgo de Rodrigo Borgia, intentaron controlar las ciudades y estados italianos. Los asesinos se opusieron a Borgia desde su cuartel en Monteriggioni hasta 1500 cuando el hijo de Rodrigo tomo control de la ciudadela, forzando a los asesinos que se reagruparan en Roma.

 Al igual que en Masyaf, los asesinos de Roma se adaptaron a las nuevas circunstancias y adoptaron nuevas tácticas, establecieron un escondite en Isla Tiberina y comenzaron su campaña de reclamación. En Roma, la metodología de los asesinos, comenzó a evolucionar, y comenzaron a ganarse el apoyo del pueblo, liberando Roma distrito por distrito.

Con la muerte de Cesare Borgia en 1507, los asesinos simultáneamente terminaron y disolvieron la influencia templaria en Roma y renovaron a su vez la hermandad. El giro del siglo 16 marco un renacer para la hermandad, un resurgimiento de sus números y recursos pero también en tácticas.

La Revolución Americana

Los Asesinos reconocieron la importancia de las Américas muchísimo antes que los templarios y a principios del siglo 16 mandaron hombres a establecer la hermandad y asegurar la paz.

Mientras los asesinos intercambiaban y compartían ideas con la población indígena, descubrieron el vínculo que tenían los nativos con la primera civilización. En particular, una villa de la tribu Kanien’kehá:ka que soportaba una misteriosa iconografía religiosa. Los asesinos lentamente se ganaban la confianza del pueblo y eventualmente sus nuevos aliados les permitieron el acceso a esos lugares sagrados.

Los asesinos quedaron sorprendidos al encontrar un templo antiguo construido por la primera civilización. No quedando claro su propósito pero ciertamente de importancia para los asesinos se unieron a ese misterioso grupo, al proteger a su gente, cultura y territorio a toda costa.

A mediados del siglo 18 los templarios llegaron a Norte América y radicalmente alteraron la balanza del poder. En el interludio de la guerra de los siete años (1756-1763) también conocida como “La Guerra Franco India” las filas de los asesinos se vieron diezmadas. Con sus líderes muertos el único Asesino que sobrevivió recurrió a permanecer escondido, evitando contacto foráneo, por miedo de encontrarse de cara con el incrementado poderío templario.

Sin embargo, un joven persistente mitad nativo llamado Ratonhnhaké:ton después llamado Connor  restableció la hermandad. El desarrollo de Connor durante la revolución americana desafió de frente la supremacía templaria.

Los asesinos fueron capaces de ganar poder nuevamente en el continente  y es así que el final del siglo 18 marcó un resurgimiento de la hermandad de asesinos.

Siglo 20 y más allá

Mientras se acercaba el siglo veinte, los asesinos abrazaban la idea de cambio mediante reformas sociales y para el final del siglo 20 la hermandad puso gran énfasis en movimientos políticos y sociales en vez de fuerza bruta.

La transición sin embargo fue tenue. En Rusia la hermandad se encontraba en asociación con un movimiento conocido como Narodnaya Volya o “La Voluntad del Pueblo “ está organización surgió a finales del siglo 19 con intención de acabar con la autocracia del Tzar, sus miembros eran renombrados terroristas conocidos por actos de violencia en contra de la familia real. Los Assassin’s de la Narodnaya Volya mataron al Tzar Alexander II en 1881 e hicieron un intento de asesinar a su sucesor Alexander III en 1888.

La hermandad fue también claramente envuelta en la sublevación social en Europa durante el siglo 20 particiando en la Revolución Bolchevique en 1917 así como eliminando a Adolfo Hitler en la Segunda Guerra Mundial.

Después de la segunda guerra mundial, comenzó la transición gradual, inspirando cambios por medio del ejemplo. Y mientras el sentido político comenzaba a migrar de imperialismo a globalización la hermandad una vez más se adapto. La guerra entre los Asesinos y Templarios sin embargo continuaba aunque ya no se hablaba más nada en periódicos o medios de comunicación.

La adherencia de la hermandad de cambios de manera no violentas, no los salvo de las reprimendas templarias. En noviembre de 2000 un agente dormido de los templarios, llamado Daniel Cross, se infiltró en las oficinas centrales de los asesinos en Dubai y asesino al Mentor, el miembro con rango más alto dentro de la organización. Cross también conoció y memorizo la locación de los campos de entrenamiento de los asesinos alrededor del mundo.

Noviembre de 2000 marcó el principio del fin de la hermandad de Asesinos y durante los siguientes doce años los templarios dieron caza a los asesinos restantes.

El destino de la hermandad permanece incierto sus filas, recursos y opciones se ven tremendamente limitadas a diferencia de su contraparte, la orden templaria.

Comparte esto: