Análisis y teorías del final de Assassin’s Creed III (1/2)

Análisis y teorías del final de Assassin’s Creed III (1/2)

ESTE ARTÍCULO CONTIENE NUMEROSOS SPOILERS DE AC3

El acto final del último capitulo de la saga ha resultado, como poco, polémico. Sin embargo, la mayoría de las veces ha sido porque los usuarios no han terminado de comprender el significado de AC3, se han quedado con lo superficial de la historia, pero detrás hay mucho más.

A pesar de poder parecer lo contrario, AC3 responde la gran mayoría de las incógnitas planteadas a lo largo de la saga y cierra casi todas las tramas (aunque deja abiertas algunas nuevas). En este artículo (y su segunda parte), vamos a analizar algunos de los vínculos, respuestas y misterios que se nos plantean a lo largo y sobre todo al final de la maravillosa historia de AC3.

EL GRAN TEMPLO

Desde AC2 se nos ha conducido hacia un destino muy claro: el gran templo. Construido por Aquellos que Vinieron Antes el gran templo es un lugar especial donde se guarda algo que ayudará a salvar a la humanidad del próximo cataclismo.

Este templo guarda una puerta con el símbolo del Tetragrammatón. En el templo, a medida que Desmond descubre las cámaras ocultas y las fuentes de energía, Juno le describe lo que son los seis métodos de salvación, aquellos que nombró Tinia en Revelations.

En esta primera parte vamos a analizar lo ocurrido a través de los diálogos de Juno durante el juego mientras Desmond explora el Templo. En rojo marcaré mis comentarios o aclaraciones.

PRIMER MÉTODO DE SALVACIÓN: Las torres

Al principio, cuando creímos que nos salvaríamos buscamos enfrentarnos a la ira del Sol para contenerla. Se construirían cuatro torres [como la del vídeo de La Verdad] que arrastrarían su furia de este lugar para disiparla. Incluso con nuestros conocimientos y nuestro mayor esfuerzo… se tardaría demasiado. Mil años podrían dedicarle y las obras no estarían completas.

La primera torre nunca se terminó [Problemente, la torre de Babel]. El proyecto fue abandonado, lo abandonamos, pero mientras trabajamos en otras empresas, algunos volvieron, pensaron en automatizar el proceso. El metal podría acabar lo que la carne no pudo.

SEGUNDO MÉTODO DE SALVACIÓN: Campo de fuerza

Si no podíamos soportar el cruel abrazo del Sol… quizá podríamos rechazarlo. Ya sabíamos generar los campos… para protegernos en tiempos de lucha. [el mismo tipo de anillo que Connor encuentra en la isla de Roble] Pero eran aparatos pequeños y sencillos. Intentar replicarlos a escala de un mundo entero. No teníamos energía suficiente. Quizá la mitad del mundo dijeron. Es mejor que nada. Lo intentamos. De nuevo fracasamos. La cuarta parte, dijeron. Ni siquiera eso pudimos hacer. ¡La sexta parte! ¡La octava! ¡La décima, gritaron! La respuesta no cambió. Quizá con tiempo se salvase una ciudad… [¿El Edén?] Pero era tiempo que no teníamos… Así que renunciamos.

TERCER MÉTODO DE SALVACIÓN: Los frutos

¿Qué es un hecho? ¿Es fijo? ¿Inmutable? ¿Estás seguro de su existencia y espera ser descubierto? ¿O puede cambiarse? Aquí descubrimos la respuesta. [Se refiere al Fruto] Y pensamos que quizá nos salvaría. Servían para ordenar. Para controlar. Para poseer. Pero pronto descubrimos otro uso. Cuando se sentaban subyugados y se les ordenaba creer, sus pensamientos tomaban forma. [controlaban las mentes de los humanos a su antojo] Lo imaginado se volvía real. Si diez mentes podían hacer desaparecer una pared o crear un árbol, ¿qué podrían conseguir mil? ¿Diez mil? ¿O más? ¿Podríamos cambiar el consenso y borrar aquella amenaza?

Decidimos mandar un artefacto al cielo [el Fruto que estaba en la Luna], donde pudiera iluminarnos a todos. Y entonces se pronunciaría una frase: Ponnos a salvo. De esta forma cambiaríamos el consenso. Salvaríamos el mundo. Pero eso nunca ocurrió. Mandamos una docena al cielo… pero no había forma de controlarlos. De dirigir su rayo. De cautivar al mundo. De pronunciar sus palabras. [No consiguieron unificar en una sola religión, una sola creencia a todo el mundo].

Aunque esto fue extraño y peligroso… lo que intentamos después fue peor…

CUARTO MÉTODO DE SALVACIÓN: Los viajes temporales

Nuestro primer deseo fue viajar al pasado. Para poder cambiarlo. No encontramos cómo hacerlo. Pero el futuro… Podíamos mirar al futuro… [así lo hicieron] Y así buscamos ver más allá de nosotros mismos… y saber lo que iba a suceder. Primero miramos si nuestras obras iban a dar sus frutos. Pero la respuesta siempre fue la misma. Así que nos dedicamos a otra cosa, pero ella insistió. La que llamáis Minerva. Al final ella también dejó de mirar… y empezó a hablar. [Por eso contactó con Desmond a través del Profeta, Ezio]

Llamó a través del tiempo, con la esperanza de que pudierais salvaros. Escondió mensajes [en criptas] donde nadie los encontrase, salvo tú y los que estuvieran en este sitio.

QUINTO MÉTODO DE SALVACIÓN: Cuerpos de acero

Se aproximaba un nuevo mundo. Uno frío y oscuro. Que nos consumiría. Pues éramos de carne, y la carne es frágil. [intentaron convertirse en metal] Aunque los trajes y escudos quizá dieran comodidad… tales adornos no bastarían para salvarnos a todos… Así que quisimos cambiar lo que éramos. De esa forma podríamos prosperar en un mundo envenenado. Fue Aita [el marido de Juno] quien se prestó voluntario para ver si era posible. Aita, mi marido, mi amor. Al final lo cambió. Lo estropeó… [Lo envenenó] Se convirtió en prisionero de las máquinas. El cuerpo pudo sobrevivir… pero su mente se volvió muy quebradiza…

Me suplicó que lo liberase. Durante días, semanas, meses. Le supliqué que nos diera tiempo para encontrar otro camino. Pero no lo había. No para él. No para nosotros… [Así que Juno mató a su marido para aliviar su dolor].

SEXTO MÉTODO DE SALVACIÓN: El pedestal

¿Qué es la conciencia más que una serie de impulsos eléctricos? [O la suma de nuestros recuerdos, como dijo Clay] Y el cuerpo es el recipiente de esas chispas. Pero es débil. Con el tiempo, se deshace y pasa a ser mero polvo. Entonces nos preguntamos, ¿y si pudiera ser sustituido…? Por algo más fuerte. Algo mejor. Forjamos un nuevo recipiente. Uno que resistiera. Vimos que era fácil entrar. Pero para salir… para salir era necesario algo más… algo malo… Y así, esto también fue abandonado… Pero yo me pregunté… si hicieron bien en rechazarlo… [éste es el plan de Juno, su renacer a través de algo malo. Un sacrifico]

>>> Este artículo continúa en la segunda parte en la que analizo la parte final del juego, los vínculos a otros juegos y teorías sobre el futuro de la saga. 

Comparte esto:

Karl

Editor jefe del Gremio de las Sombras.