Recordando a Connor

Muchos recordarán que cuando faltaban unos meses de la salida de la quinta parte de la saga Assassin’s Creed, aparecía en muchos foros el disgusto de muchos fans, por no poder volver a tomar el control del aclamado asesino Ezio Auditore, quien había cerrado su ciclo con AC: Revelations, y posteriormente el fin de su historia en AC: Embers. Hubo peticiones, quejas y varios elementos más que no quiero mencionar para no desviarnos demasiado. Muchos defendieron a Connor, el nuevo asesino que nos traería la entrega, argumentando el aire nuevo y fresco que traería a la franquicia, puesto que abusar más de Ezio podría saturar las entregas y ocasionar otros problemas a la serie de juegos.

Por fin llegó la tan esperada secuela, millones de usuarios contentos corrían a las tiendas para adquirir el nuevo juego que nos traía Ubisoft, la oportunidad de fundirse en la piel del nuevo asesino colonial, que luchaba por la libertad durante la revolución americana. Muchos quedaron fascinados con la caza que había sido implementada al juego, las nuevas animaciones, movimientos de los personajes y la tan aclamada batalla naval, que fue la excusa para el AC4: Black Flag.

Tras jugarlo, una gran cantidad de gente comenzó a comentar sobre lo mediocre que había sido el personaje de Connor. Cada vez más ese pensamiento se fue extendiendo. Se le acusó de ”soso”, ”sin vida” ”aburrido”, etcétera. Ante esto he decidido redactar un análisis profundo del personaje para poder ver si es justificable que no haya sido muy bien recibido por una parte de los jugadores.

Para hacer esto realmente justo, hagamos un repaso rápido de los otros personajes. Empezamos por Altaïr, el asesino de las cruzadas que dio nacimiento y debut a una de nuestras sagas favoritas de videojuegos. Altaïr fue una persona que empezó su lucha tanto sea por la influencia de su padre y Al Mualim, o por algo que podríamos denominar ”honor”. Es respetado como un auténtico maestro de la Hermandad, aunque la verdad, Altaïr no era muy expresivo, una misma cualidad que se atribuye a Connor. Si bien gozaba de una gran sabiduría ganada al paso de los años, Altaïr nunca fue muy cálido o al menos en el ámbito de la paternidad, aunque sí que se ha visto la pasión y el profundo amor que sentía por María, pero no de un modo destacable.

Sigamos con el favorito de la franquicia, Ezio Auditore da Firenze, amado por todos, extrañado por muchos, Ezio empezó su lucha impulsado por el mero sentimiento de la venganza, y en años posteriores aceptaría y conocería su lugar dentro de la Hermandad y su participación en el resto de la historia. Carismático, gracioso, confiado y rodeado de cortesanas. 

Tras un vistazo rápido de estos personajes, ahora vamos al tema que nos concierne. A Altaïr lo vimos solo unos pocos años de su vida durante su juego principal, a Ezio pudimos observarlo desde la juventud hasta casi la vejez, y finalmente con Connor pudimos apreciar una de las partes más importantes de su vida, lo observamos fugazmente durante su infancia, durante su adolescencia y posteriormente en su etapa adulta. Mirando el transcurso de su vida, cómo ésta lo definía, y descubriendo el porqué quiere defender a los suyos y a todos aquellos que claman por la justicia y la libertad. 

Fue educado por la tribu en la que nació, Connor aprendió de los valores sobre el cuidado de la naturaleza, la amistad y la ayuda incondicional a todo aquél que la necesite. Dado su pasado, Connor es el personaje más frío que ha mostrado la franquicia, un atributo para muchos, un defecto para otros. Es despiadado a la hora de matar, atacar, y defenderse. Hace prestigio del diferente uso de armas, que si bien tal vez no sea tan ”elegante” como el asesino anterior, son más efectivos, más rápidos e inmediatos. Influye en el futuro de todo un país, y es partícipe de grandes sucesos que cambiaron al mundo. 

En el juego se puede apreciar su gran corazón, que esconde detrás de todo ese hielo que lo escuda del mundo. Siempre fiel a sus principios, siempre ayudando a quien pedía una mano, incluso si éste lo había traicionado, mentido u ocultado cosas de mención e interés. Si bien parece poco amigable, no es muy expresivo a diferencia de los otros protagonistas, y sus diálogos eran más bien fríos; en el juego hizo varias amistades y muy importantes. Siempre andaba ocupado, sin mucho descanso, ya que invertía su tiempo libre al continuo entrenamiento. Puliendo y perfeccionando sus habilidades con una rapidez asombrosa para poder derrotar a enemigos con años de experiencia, se podría decir que es el asesino más letal que haya dado la saga. Una autentica máquina de matar que desde niño mostró grandes cualidades para la caza, lo que sería un prodigio entre su gente, que años después perfeccionaría para acechar con total naturalidad a sus enemigos. Es un defensor de los caídos, de los sometidos y subyugados.

La polémica personalidad fría de Connor, yo la atribuyo a su origen indígena, ya que de por crecer y educarse en un entorno de paz y tranquilidad a pasar a un ambiente hostil y lleno de peligros, cualquiera desconfiaría del primero que nos saludara. Solo intenten ponerse en las botas de Connor, y lo entenderán.

Connor se convirtió en el asesino más versátil de la saga, a la hora de luchar. Ubisoft decidió (o al menos eso le parece a cualquier seguidor), pasar de página con Connor como lo hizo con Ezio. Dejando a muchos un extraño sabor de boca pues se espera y se sabe que a este personaje se le pueden sacar más aventuras dignas de mención. 

Ante la inminente llegada del Edward, abuelo del protagonista de AC3, decidí hacer este largo artículo, en honor y recuerdo de Connor. Personaje que personalmente es mi favorito, y valoro todos sus atributos como sus defectos. Solo se puede esperar que Ubisoft decida hacer algo con este gran personaje, o al menos como mínimo algún clip, cómic, etc.; que pueda relatarnos qué fue de su vida, qué siguió después de la Guerra de la Independencia, y cuáles fueron sus legados en la historia de Assassin’s Creed. 

Para finalizar, me gustaría comentar desde mi punto de vista más personal, espero que el hecho de que Edward se parezca en actitud a Ezio no sea simplemente un acto de ”fan service” para contentar a los fans que querían a un protagonista como Ezio, con la etiqueta de ”tío guay”, mucho éxito con las mujeres y posiblemente echando un chiste aquí y allá. Espero grandes cosas de Edward como lo hice con Connor y Ezio. Que sea un personaje profundo y no un “copy, modify and paste” de Ezio por la mera necesidad de contentar a los muchos seguidores malhumorados. Recuerdo claro está que esto es solo un pensamiento, una opinión que tengo ante los sucesos que han surgido referentes al universo de AC desde la salida de Assassin’s Creed III.

Comparte esto:

EdgarPM92

Hincha del C.D.Tenerife, embajador de Ubisoft España, CM del Gremio de las Sombras y Data Managing Editor para EA SPORTS FIFA